Menú Cerrar

plantas suculentas

Una buena opción para tus plantas suculentas y cactus

Es posible que cuando nos referimos a las plantas suculentas o crasas no te venga nada a la cabeza, pero lo cierto es que este tipo de planta es muy común y seguro que alguna vez en tu vida has tenido alguna en tu hogar. Las suculentas son plantas que se caracterizan por almacenar agua en las hojas, el tallo e incluso las raíces, lo que les da un aspecto de hinchazón muy llamativo. Sus hojas son gruesas y carnosas y su tamaño suele ser medio. Este tipo de planta se desenvuelve mejor en climas secos, ya que los excesos de agua y la humedad son perjudiciales para su crecimiento. Además, se desarrollan mejor en suelos rocosos y pobres en minerales y en lugares en los que la luz solar no les dé directamente.

Las diferencias entre cactus y suculentas

Aunque el concepto de plantas crasas pueda hacerte pensar directamente en cactus, lo cierto es hay que diferenciar entre cactus y suculentas. Los cactus, en calidad de plantas carnosas que almacenan gran cantidad de agua, son una especie o subtipo de planta suculenta que se caracteriza por su tallo carnoso y, a diferencia de otras crasas, por no tener hojas, aunque podemos considerar que las espinas de los cactus son sus hojas. Pero además de los cactus te presentamos otras especies de plantas suculentas perfectas para poner en tu hogar un toque de alegría: – Aloe: dentro de este género, que abarca más de 300 especies, destaca el aloe vera, conocido no solo como elemento decorativo, sino también por sus múltiples beneficios para la salud y el cuidado de la piel. – Yucas: originarias de zonas áridas de América y especialmente de la región del Caribe, son muy comunes como elemento ornamental en paisajismo. – Aizoáceas, entre las que destacan las iceplants. – Haworthias: son un grupo de suculentas ideales para interiores; están entre las más comunes, y seguro que las habrás visto en más de una ocasión como elemento decorativo. – Aeonium: dentro de este género se incluyen todas las suculentas con flores, que son perfectas para dar un toque de alegría.

¿Cómo cuidar estas variedades de plantas?

Al tratarse de variedades de plantas que almacenan mucha cantidad de agua, las plantas crasas no requieren demasiados cuidados, pero repasemos cuáles son: – Riego: apenas necesitan agua. Durante los meses cálidos es suficiente regarlas una vez a la semana, mientras que en los meses fríos lo ideal es hacerlo una vez cada quince días. En ambos casos, no debes encharcar la planta, por lo que has de regarla con muy poca agua. – Sustrato: las crasas son características de zonas áridas con suelos rocosos y sustrato pobre en minerales. A la hora de plantarlas o de trasplantarlas debes optar por una mezcla de sustrato normal, rico en minerales, y sustrato poroso a base de piedras o arena. – Luminosidad: estas especies toleran muy mal el contacto directo con el sol. Es importante que reciban luz natural pero no de forma directa, por lo que lo ideal es colocarlas en interiores con sombra pero con suficiente luz natural. Conociendo las características de las plantas suculentas podrás disfrutar de su estética en tu hogar.

Ahora que ya sabes qué tipos hay y cómo cuidarlas sólo necesitas un tiesto donde ponerlas, a continuación te dejamos unas propuestas muy decorativas. ¡Aprovecha las ofertas del black friday a partir del 23 de noviembre!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Macetas pequeñas para suculentas
Author Rating
51star1star1star1star1star

Artículos relacionados